Buscar
  • Jardín de la Paz

Enamorados del recuerdo

Actualizado: mar 25



El 14 de febrero es una fecha muy especial, y para los que están enamorados, una de las fechas más esperadas del año. Es un día para celebrar el amor, y celebrar también a ese compañero o compañera que elegimos en la vida. Algunos tienen la dicha de poder celebrarlo en persona, mientras otros tienen que celebrarlo desde el recuerdo. Esto casi siempre, lo hace un poco más difícil.


Preparamos este blog con el fin de acompañar, en un día como hoy, a aquellas personas que perdieron un esposo, esposa, novio, novia o pareja. Queríamos que supieran que no están solos, que hay personas (increíbles) que pasaron por lo mismo. Nosotros tuvimos la suerte y el gusto de poder conocer a dos de ellas; Esperanza y Eugenio. Charlamos con ellos, y gracias a que generosamente nos compartieron sus historias y experiencias, preparamos lo que sigue esperando llegar con calidez y consuelo a muchos corazones que hoy están recordando a su ser querido.


Perder a un ser querido es siempre difícil, y perder a la pareja puede resultar particularmente difícil. Se extraña tanto su compañía, y la soledad parece ser tan profunda. Uno siente que los sueños y las metas que tenían juntos quedan congeladas en el aire, y uno a lo mejor se siente incapaz de avanzar con éstas sin esta persona. En el caso de las personas con hijos, mantener el hilo en la familia se torna complicado, al menos durante un tiempo. Y una pérdida como esta implica una reingeniería completa, de la vida de uno y de la familia propiamente. Tu pareja te hace falta en tantos momentos, fechas especiales o momentos tan simples y sencillos del día a día. Los chicos preguntan: “¿Qué va a pasar ahora?“ “¿Por qué se fue?” “¿A dónde se fue?” y es normal que uno no sepa cómo responder y busque desesperadamente el apoyo de quien ya no está.


Es importante tomarse un día a la vez. Estas personas tienen que hacer casi malabarismo para poder avanzar entre la tristeza, el enojo, o la soledad. Y para muchos, además de lidiar con estos sentimientos tan fuertes, también está el factor económico. Les toca enfrentar deudas que pudieron quedar de una larga enfermedad o afrontar los gastos del hogar ellos solos. Esto sin olvidar las gestiones, y los trámites burocráticos de la sucesión y lo tedioso que puede llegar a ser lidiar con todo esto mientras uno sigue de duelo.


A lo mejor vos que estás leyendo esto ahora te sentís muy identificado con estas experiencias, y por eso, en base a la historia y experiencia de Esperanza y Eugenio, queremos compartirte lo que a ellos le ayudó.


1. Todas las personas que te quieren (y a lo mejor las que no también) van a tener un consejo o te van a decir cómo manejar y lidiar con tu vida. No hagas caso de todo lo que te digan. A lo mejor no lo dicen con maldad, pero juzgan sin saber, sin haber estado en tu lugar. No olvides que es tu vida, y nadie mejor que vos sabrá cuál es el camino indicado a tomar. En muchas ocasiones es mejor hacer “oídos sordos”.


2. No tengas ni miedo ni vergüenza de pedir ayuda. Pedí la ayuda que necesites sin importar el tipo de ayuda que sea. Puede ser un profesional, si sentís que la tristeza empeora y se alarga demasiado, o puede ser ayuda con las tareas del hogar, como la limpieza, por ejemplo.


3. Si tenés hijos, hablales siempre con la verdad, y por sobre todas las cosas, protegé ese vinculo, dejando en claro que siguen siendo una familia y que juntos van a salir adelante. La partida de tu pareja hace que el apoyo de tus familiares sea importante, sin lugar a dudas, pero no implica que ellos pasen a formar parte de la familia y de las decisiones y acciones que se toman en casa.


4. Permitite sentir. Todos los duelos tienen etapas, y cada etapa está llena de emociones distintas. De hecho son 5 las que generalmente se viven en un duelo: 1)Negación; 2)Ira; 3)Depresión; 4)Negociación; y 5)Aceptación. Recordá que es completamente normal avanzar y después retroceder un poco.


5. Cuidate: Cuidate muchísimo y mirate a vos mismo, porque sos tu mejor aliado. Tratá de comer y dormir bien y hacer ejercicio o tomate el tiempo de salir a caminar. Ponete en movimiento.


Ponerse en movimiento implicará también avanzar, y llegará el día en que quieras formar pareja. Esto puede llegar en cualquier momento. El tiempo transcurrido o la espera dependerá de cada uno. Lo importante es que cuando llegue, te acuerdes de:


1. Ir con calma. La cautela es importante, y es también importante estar seguros de que elegimos estar con esta persona por lo que es y no por la necesidad de sentirnos amados o de no estar solos.


2. Cultivá la amistad: puede ser la mejor manera de que conozcas a la persona y ella te conozca a vos y también a tu historia.


3. Borrá de tu cabeza la palabra “rehacer”: tu vida está hecha, siempre la estuvo. Empezar una relación es justo lo que va a ocurrir cuando estés listo/a. Esperá el momento. Antes va a ser complicado.


No te canses de buscar la resiliencia en tu vida, porque nada te hará mejor que afrontar la adversidad que te tocó vivir y permitir que ésta te fortalezca y te haga mejor persona de lo que ya eres. Si éste es un tema que te interesa, Esperanza recomienda un libro que ella misma leyó, llamado “La Bailarina de Auschwitz” de Edith Eger.


Antes de cerrar, quisiéramos que cierres los ojos un ratito y pienses en esa persona tan querida que ya no está. Abre los ojos, y lee la frase que está más abajo como si él o ella te la estuviera diciendo con todo su amor:


“Nos vemos cuando el destino esté listo para juntarnos,

mientras tanto cuídate, quiérete y se feliz.

0 vistas

COBERTURA NACIONAL - SUCURSALES

Asunción - Los Laureles

Lambaré

Fernando de la Mora

Avda. República Argentina 1512 esq. Dr. Miguel Torres.

Itape 1532 c/ Avda. Indep. Nacional.

Ruta Mcal. Estigarribia 115 esq. Boquerón.

Asunción - Centro

Luque

Cnel. Oviedo

Alberdi 1366 entre 1era y 2da.

Iturbe 163 esq. Yegros.

Enrique Scavenius 502 esq. Mcal. López.

Capellán Molas entre Padre Winkel y Avda. Japón.

Encarnación

seguinos

  • Facebook
  • Instagram