Buscar
  • Jardín de la Paz

Recuerdos que mantienen vivo al legado de Papá



En el Mes del Padre, para muchas personas, los días empiezan a tener un tinte agridulce. Como en tantas otras fechas especiales, la añoranza de aquel papá que ya no está provoca distintas emociones—nostalgia, tristeza, alegría, y ternura…


En Jardín de la Paz, creemos que el compartir historias reconforta, y abraza; porque al escuchar o leer las palabras de quienes pasaron por situaciones similares, esto nos hace sentir acompañados.


Nos cuenta Jazmín, que para ella, el Día del Padre es un día en el que le gusta hacer una pausa y tomarse el tiempo de recordarlo. Es uno de esos momentos de reflexión en los que ella se permite sentir, y dejar fluir las emociones que se presenten. “Aunque muchas veces ese momento venga acompañado de tristeza y lágrimas, intento recordar los momentos lindos vividos con él,” dice Jazmín. “El Día del Padre en particular es especial porque también homenajeamos a Mamá, agradeciendo el hecho de que ella hizo todo lo posible por cumplir el rol de Mamá y de Papá.


También es muy distinta la experiencia de una persona que perdió a su padre de pequeña, como Jazmín, y de otra que tuvo que despedirlo en otra fase de la vida. “Lo más difícil de recordarlo es que yo tenía solo 8 años cuando falleció. Hay muchos momentos que no recuerdo con claridad, y es entonces vuelvo a sentir que me robaron tiempo a su lado,” reflexiona Jazmín.


Fabiana tuvo que decir adiós de manera inesperada a su papá a los 35 años, y ella lo recuerda en las pequeñas cosas. “Lo recuerdo a Papá más cuando escucho una canción que le gustaba, o cuando me tomo una copita de vino blanco, que era su preferido, que en el Día del Padre. Quizás porque él no le daba tanta importancia,” comparte Fabiana. “El Día del Padre me genera sentimientos que siempre están, pero que se hacen más latentes, porque obviamente hay un día dedicado a una persona que uno extraña mucho, y que no está.”


A Omar, en cambio, le tocó despedir a su padre, Abraham, a los 47 años, cuando Abraham tenía 87. “Realmente, los años que más disfruté con él fueron los últimos años, porque cuando de soltero vivía en la casa familiar, como muchos padres, él era un papá muy estricto. Pero eso también formó mucho mi carácter, y a medida que va pasando el tiempo uno se va dando cuenta del aprendizaje que dejan en uno estas cosas,” recuerda Omar. “Una de las cosas que me hace sentir bien es que en los últimos años, le acompañé mucho. Quizás no tanto como hubiese querido, pero le pasaba a buscar, nos íbamos a hacer sus cosas: al banco, a la escribanía, a su contador; compartimos mucho.”


Quizás una de las cosas más lindas de recordar a un padre que ya no está es verlo reflejado en sus hijos y nietos. Como menciona Omar, “Una imagen bien vívida que tengo de mi papá es de cuando yo entraba a su pieza y él estaba con su atlas. Esa era su pasión; todo lo que es geografía, historia… Y yo pienso que todo eso desembocó en los viajes que él hizo en su momento con mamá, y de cierto modo hizo que los hijos, e inclusive los nietos, compartan esa pasión por viajar.”


Lo hermoso de los recuerdos es que también pueden evocar una sonrisa, ya sean de los momentos compartidos con papá en fechas especiales o de la vida diaria. En el caso de Jazmín, ella nos cuenta, “lo más lindo que recuerdo a su lado son la vacaciones en la playa, cuando podíamos compartir con él todo el día. También las idas a la fábrica, cuando nos tocaba ir a la oficina con él y mis hermanos, y él aprovechaba para explicarnos todo.”


Y para Fabiana, recordar a su Papá es recordar cuánto él amó la vida. “Me acuerdo lo mucho que le gustaba salir a comer, cómo disfrutaba fumarse un cigarrito, con una copa de vino blanco en la mano, o un cafecito. Saludaba a todo el mundo. Amaba vivir. Amaba la vida, y la supo disfrutar. Esos son los mejores recuerdos y enseñanzas que tengo de mi Papá,” concluye Fabiana.


Perder a un papá, siempre es y será difícil, sin importar en qué momento de la vida nos toque. Lo lindo y lo importante es poder reencontrarnos con él y con ese amor en los recuerdos que tenemos. Si a vos también te tocó despedir a tu papá, nos encantaría escuchar tu historia. Te invitamos a compartir tu recuerdo más lindo con él dejando tu comentario en Facebook o en nuestro blog.

0 vistas

COBERTURA NACIONAL - SUCURSALES

Asunción - Los Laureles

Lambaré

Fernando de la Mora

Avda. República Argentina 1512 esq. Dr. Miguel Torres.

Itape 1532 c/ Avda. Indep. Nacional.

Ruta Mcal. Estigarribia 115 esq. Boquerón.

Asunción - Centro

Luque

Cnel. Oviedo

Alberdi 1366 entre 1era y 2da.

Iturbe 163 esq. Yegros.

Enrique Scavenius 502 esq. Mcal. López.

Capellán Molas entre Padre Winkel y Avda. Japón.

Encarnación

seguinos

  • Facebook
  • Instagram