NUESTRA HISTORIA

Desde sus inicios, Jardín de la Paz anheló ofrecer a las familias una manera diferente de homenajear y despedir a sus seres queridos. Sus fundadores tenían claro que lo que buscaban era un espacio que transmita mucha paz, y qué mejor elemento para ello que la misma naturaleza.

Hoy, sus floridos y arbolados jardines reciben las visitas de familiares y amigos que quieren recordar a los que hoy ya descansan en paz entre árboles centenarios, el aroma de las flores, y paisajes que homenajean la vida con tanta belleza natural.

Jardín de la Paz cuenta con la mayor cobertura a nivel nacional con sus jardines y salas, acompañando a familias en Asunción, Lambaré, Fernando de la Mora, Luque, Encarnación, Coronel Oviedo y alrededores.