Buscar
  • Jardín de la Paz

Derribando mitos acerca de la cremación

Actualizado: 26 oct


cremacion paraguay

Por muchos años, la cremación era un tema del cual casi no se hablaba en nuestro país. Con la pandemia, las personas empezaron a perderle el miedo, y surgió como una opción muy elegida para despedir a un ser querido, por su salubridad, costo y conveniencia. Pero ¿cuáles son los mitos más grandes asociados a esta práctica milenaria?


MITO 1: La cremación no está permitida en el catolicismo. - FALSO

La Iglesia Católica permite la cremación desde 1963, cuando el Papa Pablo VI aprobó oficialmente las cremaciones de personas que pertenecen a su comunidad y profesan su religión. No obstante, hay ciertas condiciones y normas que el Vaticano sugiere seguir. De acuerdo con las instrucciones publicadas en el año 2016 por La Congregación para la Doctrina de la Fe, las cenizas de los católicos no se pueden esparcir, dividir, ni guardar en una residencia particular. La Iglesia Católica recomienda que los restos sean enterrados en un camposanto, es decir, un cementerio o una iglesia.


MITO 2: La cremación es costosa. - FALSO

La cremación es una buena opción para las personas que buscan economizar. En el caso de las personas que opten por Jardín de la Paz, ofrecemos este servicio a un costo base de Gs. 7.000.000, que incluye la cremación y el ritual en nuestro predio en Lambaré. El mismo está totalmente equipado para despedir a nuestro ser querido en un ambiente íntimo con la familia. Y cabe destacar que este es un servicio que se paga una sola vez, y su mantenimiento es bajo o casi nulo, dependiendo de dónde se guardaría la urna.


MITO 3: La cremación es un ritual distante y frío. – FALSO

Al igual que cualquier otra despedida, al optar por la cremación, los familiares pueden elegir una despedida más íntima o un velorio tradicional. Nuestro crematorio en Jardín de la Paz sede Lambaré cuenta con una sala de espera donde, luego de la ceremonia velatoria, los familiares, amigos y conocidos de la persona fallecida pueden esperar mientras se realiza el proceso de cremación (aproximadamente 3 horas). Este espacio está pensando especialmente en hacer de la espera un momento de paz y reflexión. Como está rodeado de nuestro jardín, uno puede elegir entre permanecer dentro de la sala y disfrutar de la vista, o salir al aire libre para encontrar consuelo en la belleza de la naturaleza.


Como en todo en la vida, a veces tenemos miedo a lo desconocido. Eso sucede también con la cremación; como no estamos tan familiarizados con esta práctica como lo están en otros países, esto nos genera dudas. ¿Cuáles son algunas de las dudas que seguís teniendo acerca de la cremación?

140 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo