top of page
Buscar
  • gabrielaherreracor5

Sonidos que Sanan




Te preguntaste alguna vez ¿cuál es el efecto que puede tener una melodía, una

canción o hasta una frecuencia en tu bienestar, en tu vida? Hace un tiempo,

compartimos un blog sobre la música: “La dulce compañía de la música”, y en este

hablábamos de la música como una poderosa herramienta para estar mejor y un

vehículo a la relajación.


Creemos en el sonido, así como creemos también, con fervor, que uno de los

homenajes más lindos que podemos regalarnos en vida es cuidar de nuestro bienestar.

Por eso, desde Jardín de la Paz, a menudo hablamos sobre la importancia de cuidarnos

y así homenajear la vida. Sí, en la vida muchas veces aparecen situaciones que nos

ponen a prueba, nos desafían, nos entristecen. C’est la vie dice la famosa frase

francesa que seguro más de uno ha escuchado. “Así es la vida”, pero la gran verdad, la

magia de la vida, está justamente en ser capaces de renacer de un dolor, levantarnos

de una caída, y aprender de un error. Si como nosotros, creés en esto, puede que te

interese leer lo que sigue a continuación.


¿Pueden los sonidos sanar? ¿Qué tipos de sonidos sanan? ¿Cómo sanan los sonidos?

Estas son todas preguntas que queremos responder en este blog, y esperamos te sea

de ayuda.


Existen muchos y diferentes estudios que sostienen la hipótesis de que los sonidos sí

tienen capacidad de mejorar la salud y promover nuestro bienestar. ¿Cómo? Bueno,

existen más de una variable. Por ejemplo, hay estudios neurocientíficos que señalan

que tanto la música como el sonido, en otras formas, resultan beneficiosos para el

cerebro y el cuerpo, porque logran reducir el estrés, te ayudan muchas veces a

conciliar el sueño, y fortalecen el sistema inmunológico.  


El cerebro humano produce diferentes frecuencias de ondas cerebrales en función de

nuestro estado mental y emocional. Y hay sonidos que tienen la capacidad de influir en

las frecuencias de estas ondas cerebrales. De hecho, en base a esta creencia nace la

sonoterapia, o terapia del sonido: técnica holística que utiliza la vibración y la

frecuencia del sonido para crear equilibrio y armonía en el cuerpo y la mente. A

menudo se utiliza en combinación con otras terapias para lograr un bienestar integral.


Podemos agregar que, a través del uso de terapias de sonidos, que implementan

generalmente instrumentos como el didgeridoo, los cuencos, entre otros, es posible

disminuir las frecuencias desde el estado beta hasta los estados alpha, theta e incluso

delta, y esto puede traer numerosos beneficios para nuestra salud.


Y entre las diferentes teorías y lecturas que encontramos, esto nos pareció sumamente

interesante.  Los líquidos tienen una característica de fácil reacción ante una onda

sonora y nuestro cuerpo es 60% liquido/agua, haciéndolo más perceptivo a los

sonidos.


Las frecuencias de Solfeggio


A menudo escuchamos que se usan frecuencias para meditar, o en ejercicios de

relajación. Pero ¿qué son las frecuencias? Estas son tonos específicos que mejoran y

fomentan varios aspectos de la salud física y mental. Se cree que las frecuencias

fueron descubiertas ya en la antigüedad, y en la década de los 70, fue el médico e

investigador Joseph Puleo, quien las redescubrió, recuperando así los beneficios para

el resto del mundo. Y quien, en su investigación, usó reducción numeral matemática

para identificar seis tonos detectables que recuperan el equilibrio del cuerpo y ayudan

en la sanación.


Las frecuencias no solo existen ya hace mucho tiempo, muy probablemente ya

estuvimos expuestas a ellas en más de una ocasión sin saberlo, ya que son sonidos

fundamentales para el cristianismo de occidente y para las religiones indias de oriente

(estaban presentes en los cantos gregorianos y los cánticos en sánscrito de la India

antigua).


Estas frecuencias son algunas de las más utilizadas en terapia de sonidos:


  • 396 Hz: ayuda a eliminar miedos, preocupaciones y ansiedades subconscientes. Muchas veces ayuda también a eliminar sensaciones de culpa y creencias negativas subconscientes que bloquean el camino hacia los objetivos personales.

  • 432 Hz: genera efectos relajantes, llena la mente con una sensación de paz y bienestar y por eso es el acompañamiento ideal para yoga, ejercicio suave, meditación o sueño.

  • 528 Hz: Los efectos energéticos y sanadores de la música a 528 Hz la convierten en una compañía ideal cuando no te sientes bien o solo necesitas relajarte.

  • 639 Hz: se cree que esta frecuencia ayuda a equilibrar las emociones y elevar el ánimo. Además, promueve la comunicación, el amor, el entendimiento y genera armonía en las relaciones interpersonales.

  • 741 Hz: Esta frecuencia contribuye a despertar la intuición y vivir de forma más simple y pura. Es ideal si te cuesta encontrar un estilo de vida saludable, expresar la creatividad o decir lo que piensas.


El campo del sonido y sus efectos de sanación resultan apasionante, y la verdad, son

también muy amplios. Difícilmente podamos cubrirlo todo en un solo blog. Pero esperamos, de corazón, que lo que aquí leíste haya despertado siquiera un pequeño

interés por seguir descubriendo, aprendiendo e incorporando todo aquello que sume a

tu bienestar y a tu vida.


FUENTES:

https://www.elheraldodechihuahua.com.mx/doble-via/salud/sanar-a-traves-de-

sonidos-estas-son-las-mejores-frecuencias-para-tu-salud-10662269.html

https://besukha.cl/sonoterapia-el-poder-curativo-del-sonido-y-sus-efectos-

terapeuticos/#:~:text=Las%20vibraciones%20de%20los%20sonidos,por%20estr%C3%A

9s%20postraum%C3%A1tico%20(TEPT).

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page